le gustaba la sensación de sacar el aire del cuerpo y hundirse en el mar,
le gustaba mover los ojos rápido y sentir el mareo,
también le gustaba cerrarlos fuerte, muy muy fuerte y ver colores al abrirlos,
a veces se paraba en su cuarto esperando que algo que le gustara pasara, 
(no le gustaba cuando no pasaba nada)
le gustaba lo que sentía cuando descubría algo nuevo que le gustaba,
le gustaba el dolor, pero solo cuando era físico (y poquito)
fingir que su vida era una película también le gustaba,
escribir guiones le gustaba,
pensar que sus guiones algún día iban a estar en una película de verdad, eso le gustaba,
llorar de felicidad,
gritar con fuerza,
sentir el aire golpeandole la cara,
besar,
algunas cosas le gustaban por temporadas, por ejemplo la lluvia, si era invierno le gustaba, pero en verano la odiaba,
le gustaban los arboles en otoño,
y las parejas enamoradas en primavera, solo en primavera,
pero lo que mas le gustaba era conocer, o mejor dicho todo aquello que todavía no conocía,
saber que existían cosas allá afuera que iban a gustarle, que siempre iba a aparecer algo nuevo, olores, colores, sensaciones, le gustaba el infinito porque la hacia sentir así. 

2 comentarios:

  1. Soy infinito si no me mata tu mente.

    ResponderEliminar
  2. Mi mente no tiene tanto poder.

    Somos infinitos juntos

    ResponderEliminar